Refrigeración con biomasa: Climatización en verano por absorción.

El sistema de calefacción y refrigeración desarrollado y probado por la empresa Besel hace ya unos años nos permite, a partir de una caldera de biomasa, producir calor en invierno y climatizar salas en verano.

Estas calderas de biomasa con sistema refrigerante están dotadas de maquinaria con tecnología de absorción que aprovechan las energías limpias para la climatización de edificios e instalaciones a lo largo de todo el año. El sistema fue probado en un edificio para personas mayores de Viana de Cega, en Valladolid, obteniendo resultados muy interesantes: con una caldera de 30 kilovatios bastaría para cubrir la demanda.

Al producirse agua caliente con la caldera de biomasa, esta se amacena para utilizarse en invierno en radiadores y otros sistemas de calefacción. Pero al llegar el verano, el agua se trasvasa a las máquinas enfriadores que convierten por absorción el agua caliente en fría, con ventajas frente a los aires acondicionados gracias al poco gasto eléctrico y poco mantenimiento.

A través del ciclo de absorción, la solución de agua como refrigerante y de LiBr como absorbente, conseguimos enfriar la sala que una vez fue calefactada por la misma instalación.
Ahora queda mucho trabajo para adaptar este tipo de sistemas a las necesidades de ciudadanos y empresas, pero es una puerta abierta hacia la sostenibilidad y un valioso avance para las energías renovables.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *