La importancia de la rotación de los cultivos en la agicultura

El cultivo modermo ha ocasionado destrucción de suelos y pérdida de la fertilidad de los terrenos porque fragmenta las cosechas en muy diferentes categorías de uso y porque cultiva cada una de ellas en aislamiento, repitiendo, con frecuencia y conlinuadamente, un monocuilivo sobre extensas áreas de terreno.

En una granja natural y ecológica, completa, los árboles frutales, las hortalizas, los cereales y otros cultivos deben ser pìantados y cosechados, todos ellos, según un orden bien establecido y mutuamente favorable.

Más específicamente, debeme comenzarse por proyectar un esquema confiable de rotación de cultivos, con el fin primordial de hacer un uso permanente del campo y conservar, al rnisrno la fertilidad del terreno.

Los árboles frutales no deben ser separados de los árboles existentes en los bosques colindantes, ni de la maleza de malas hierbas. Por cierto, solo cuando hay estas asociaciones íntimas es cuando muestran un crecimiento normal y sano.
Igual que en el caso de las hortalizas, cuando se les deja que se cuiden por sí mismos en un campo, parece, a primera vista, que crecen sin orden. pero se desarrollan como plantas espléndidas, en tanto la Naturaleza resuelve el problemas del crecimiento continuo. del espacio, de los daños por enfermedades y plagas y de la recuperación de la fertilidad del terreno.

Desde que el hombre primitivo instauró la agricuitura de «arrancar y quemar», la cuestión de qué cultivos plantar y cuándo plantarlos ha sido el mayor de los porblemas enfretados por los granjeros en todas partes.

Aún no ha sido elaborada un sistema decisivo de la estación edecuada para os diversos cultivos. En los países accidentales se establecieron, durante algún tiempo, unos sistemas de rotación, basados en dehesas de pastos, pero debido a que tales esquemas fueron diseñados para el beneficio de ganaderos y de sus animales, en vez de ir en beneficio del terreno propiamente divho, ha conducido a un progresivo deterioro de la fertilidad del suelo que reclama con urgencia, su mejora inmediata.

Así mismo, en Japón, aunque los granjeros cultivan una amplia variedad de cosechas usando un excelente sistema de rotación de las mismas, aún no ha sido desarrollado un sistema básico de rotación que sea digno de uso más extendido.

Una razón que justifica esto es el asombroso número de combinaciones de alternancia de cultivos, y sobre todo, el número infinito de elementos que deben ser considerados respecto a la estabilización e incremento de los rendiientos.

El juntar todo esto en un sistema singular de rotación de cultivos, sería una empresa excesibamente dificultosa.

Puede seguir leyendo este tratado sobre cultivos ecológicos en el libro ‘La Senda Natural Del Cultivo‘, de la colección Terapion.

Categorías: Ecología

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *