El ahorro energético puede pagar tu hipoteca.

Ahorro energético.- En 10 años, la vida útil promedio de un electrodoméstico, se pueden ahorrar más de 800 Euros. Bien lo sabe quien haya optado hace años por uno de etiqueta distinta a la A.

Se puede calcular fácilmente el ahorro de una vivienda de Etiqueta Energética A frente a una de Etiqueta G. Para una vivienda tipo en un bloque de tres dormitorios situada en una zona fría de España, estamos hablando de 14.000€ en diez años.

En breve se va a aprobar el Real Decreto que establece que cualquier propiedad que se promocione, venda o alquile deberá exhibir su etiqueta energética como antes pasaba con los electrodomésticos. La etiqueta se asigna mediante un procedimiento denominado certificado energetico.

Teniendo en cuenta que la adquisición de una vivienda suele ser una gran inversión, es muy importante elegir vivienda en función de su etiqueta energética, pues de ella dependen cosas como, por ejemplo, que podamos pagar más fácilmente la hipoteca. Para treinta años de hipoteca estamos hablando de 42.000€ , ni más ni menos.

Dejemos de pensar en la etiqueta energética como en un trámite más y tengamos siempre en mente la ecuación Etiqueta Buena = Gran Ahorro.

Ahora ya tenemos un nuevo elemento para decidir. Está claro que los factores de precio, situación del edificio y aspecto lujoso son los factores primarios; pero cada vez que os digan: “este piso tiene muy buenas calidades” mirad la etiqueta energética y podréis saber la verdad. Porque un piso bonito puede ser a la vez un sumidero energético.

El consumidor debe pensar a medio y largo plazo en su propia economía y en el futuro de las generaciones venideras, interesándose por la energía que consumirá y las características del edificio debe proporcionarle una vida más confortable y a la vez contamine menos el ambiente.

Categorías: Ahorro energético

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *